Encuentran en perfecto estado al niño que voló en el Parque Atlántico

Después de una semana y dos días de agonía, el niño ha sido arrastrado por la corriente de las inundaciones de Huelva y ya está con su madre.

El pasado 19 de marzo, el apocalíptico viento de levante que azotó la ciudad de Jerez se cobró como víctima a Samuel, un niño de 11 meses que salió volando de los brazos de su madre en el Parque Atlántico -una zona donde el viento se multiplica por 10, según un estudio-.

Cuerpos de la Policía Nacional, Bomberos y Guardia Civil siguieron durante días el rastro del pequeño, que fue avistado en el cielo de Campillo de Deleitosa, sin poder encontrarlo definitivamente. Sin embargo, las lluvias torrenciales caídas en Huelva durante esta noche han arrastrado a Samuel hasta la Playa Urbana de Punta Umbría, donde ha sido encontrado flotando en el mar en perfecto estado. Eso sí, «con más hambre que el cámara de Arguiñano», según ha relatado él mismo, que ha aprendido a hablar durante su desaparición.

Se cierra así por fin esta angustiosa búsqueda, que ha durado 9 días. Su madre ha aprendido la lección y asegura que «si tengo que bajar a comprar un día de viento, mínimo, ataré a mi hijo a mi muñeca con una soga marinera».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *