Un niño sale volando de los brazos de su madre en el Parque Atlántico

No es la única víctima que se cobra el fuerte viento de levante del día de hoy. A este niño se le suman un chiguagua, un yorkshire y un cerdo vietnamita.

Corrían las 13:30 aproximadamente del mediodía, cuando Luisa decidió ir un momento a la famosa confitería ‘La casita de caramelo’ del Parque Atlántico. Tenía que comprar una Coca-Cola de dos litros para el almuerzo, y su hijo de 11 meses estaba en su cuna, jugando. Ante la inseguridad de dejarlo solo en el piso por muy poco tiempo que fuera, decidió cogerlo en brazos e ir un momento al mencionado establecimiento. Fue peor el remedio que la enfermedad.

Al cruzar por uno de los túneles que conectan unas aceras del barrio con otras, comenzó a notar un viento infernal que la empujaba hacia delante. Fue tal la presión del levante que, en un momento, se le escurrió su hijo de sus brazos y, en lugar de caer al suelo -donde se habría hecho bastante daño-, comenzó a elevarse cada vez más alto. «Mi niño salió disparado del puente, y comenzó a subir y subir hasta hacerse cada vez más pequeño en el cielo. Lo vi perderse entre las nubes como si fuera un globo con gas de la Caja San Fernando de los que solían dar a los niños cuando iban a ver ‘belenes’ con sus padres en Navidad», afirma Luisa.

En ese momento llamó rápidamente a la policía, y efectivos tanto de la Local, como de la Nacional, Bomberos y Guardia Civil buscan al pequeño en las azoteas de todos los bloques de Jerez y en las copas de los árboles.

A la pérdida del niño, se le suman los animales mencionados anteriormente, también en el Parque Atlántico, una de las barriadas donde más combate el viento en días como hoy. Se pide extremar la precaución y no sacar a la calle seres de poco peso.

4 comentarios sobre “Un niño sale volando de los brazos de su madre en el Parque Atlántico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *