El Ayuntamiento contrata a un profesor antiguo para mantener el silencio en plaza Vargas

Se encargará de hacer que los clientes de los bares estén callados para que los vecinos de la zona puedan descansar.

Son muchos años ya los que los residentes de las viviendas de la plaza Vargas llevan quejándose del ruido que provocan los bares allí situados. Pequeñas manifestaciones, innumerables quejas en el Ayuntamiento, carteles en los balcones… nada ha surtido efecto.

Es por ello que el Ayuntamiento, tras la última queja recibida, ha decidido llevar a cabo una medida que parece que será definitiva: la contratación y colocación de un profesor antiguo en uno de los balcones de las casas, de los que mantenían a una clase de 30 alumnos en absoluto silencio durante 6 horas.

Para llegar a cabo su labor, este profesor será provisto de una gran regla extensible de madera para golpear en las manos a aquellos que alcen la voz durante la noche. Además, tendrá cientos de tizas y borradores que podrá lanzar a su antojo a aquellos que den la lata más de la cuenta.

Lo mejor, sin duda, que apenas costará dinero al Ayuntamiento. El motivo es que se le pagará en pesetas, el sueldo base de un profesor en plena dictadura franquista.

La medida entrará en vigor el próximo 20 de junio, con el comienzo de la temporada veraniega, que es cuando esta zona sufre mayor contaminación acústica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *