Nace la venta de ‘castañas heladas’ ante la presencia del calor en octubre

La ausencia de frío ha hecho que la venta de castañas asadas haya disminuido estrepitosamente. Por ello, un vendedor ha decidido innovar.

Un año más, los vendedores ambulantes de castañas asadas se han visto enfrentados al problema del calor. Desde que comenzó la venta a mediados de septiembre, muy pocas personas han comprado este producto, que suele apetecer cuando el frío aparece por las diferentes calles de la ciudad jerezana. Calentitas y bien asadas, han sido durante años el tentempié preferido por los jerezanos.

No obstante, el calor que todavía azota ha hecho que esta venta se vea bastante afectada. Numerosos vendedores aseguran que han habido días en los que han llegado a vender dos cartones en 5 horas. Una auténtica ruina para estas personas, que buscan ganarse un pequeño sueldo aparte que les ayude en el día a día.

Por ello, el vendedor Juan Castaño, que lleva más de 30 años en esta práctica, ha decidido cocinar y poner a la venta ‘castañas heladas’. «El calor es innegable, por lo que creo que a la gente le apetece más tomar castañas heladas que asadas. Son una especie de polo con sabor a castaña, y en principio está yéndome bastante bien. Cuando empiece el frío de verdad, volveré a venderlas asadas», asegura el mítico proveedor de este producto.

Finaliza diciendo que «espera que nadie le copie la estrategia, aunque seguro que más de uno intenta hacerlas también. Aunque, claro está, seguro que no le salen como a mí».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *