El exceso de puestos de castañas forma una inmensa nube de humo en Jerez

Parecía niebla, pero la razón era otra.

Esta mañana, Jerez de la Frontera se ha levantado totalmente cubierta de una especie de neblina que apenas dejaba ver al andar. Aunque parecía que era niebla causada por la humedad, la razón era otra muy distinta (y extraña).

En estas fechas es común que el centro y las diversas barriadas de Jerez se llenen de puestos de castañas asadas, en los que os humildes vendedores se sacan un dinero extra gracias a este alimento tan famoso y que a tanta gente gusta. El problema es que se ha disparado el negocio, produciéndose lo que ya se conoce como el ‘boom castañero’, resultando en un curioso suceso.

Según el Ayuntamiento, ya se superan los 10 puestos de castañas por kilómetro cuadrado, lo que provoca un denso humo al asarlas. De esta forma, esta noche, los cientos de puestos de Jerez provocaron una grandísima nube de humo que ha aguantado hasta las primeras horas de la mañana, provocando problemas en la circulación de los coches y chocazos de más de uno con farolas y demás mobiliario urbano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *