Editorial | “Mal fin tengan los gachós que violan y matan mujeres”

LUELMO

Si no nos equivocamos, la última vez que en nuestros Jereles una mujer fue asesinada por su marido, corría abril de 2014. Mentira. Pilar Mendoza murió de un disparo en el barrio de San Miguel a manos de su yerno, que se suicidó después de disparar también a Yolanda Núñez, su pareja e hija de la fallecida. Eso fue en 2016, ¿os acordáis? Una primavera y un verano fueron testigos de los dos últimos asesinatos machistas en nuestra ciudad. Casos aislados, dirán algunos.

Podríamos decir cuántas mujeres van muertas en 2018 en España a manos de sus parejas, ex parejas o de cualquier hijo de puta (hasta este insulto es machista, qué culpa tendrá la madre más allá de que no se le pasara por la cabeza haber abortado en su día) al que se le ocurre que tiene el derecho de asaltar, desnudar a la fuerza, violar y, por si fuera poco, asesinar y tirar en unos matorrales a una mujer, pero no. Las estadísticas están ahí, al alcance de cualquiera, y en esta web satírica nada tenemos que ver con eso. De hecho, es la primera vez que nos ponemos serios. ¿Quién tiene ganas de bromas con estas cosas?

Laura Luelmo se vino a Andalucía a iniciar una nueva aventura laboral en un colegio de la sierra de Huelva. Y en una de estas, salió a correr y a un desgraciado se le ocurrió segarle la vida. Se acabó. No sabemos si a Laura Luelmo le llegaría alguna vez alguna de nuestras noticias, con las que tratamos de desdramatizar la realidad desde Jerez de la Frontera hacia el resto del mundo, pero ahora tenemos la absoluta certeza de que esto nunca ocurrirá.

Hablamos de este caso porque es el actual, el candente, uno más de los muchos a los que el círculo mediático ha colocado en boca de todos. Pero en el día a día, en un bar del centro, en una caseta de la Feria del Caballo, en la recogida de una procesión, en la cabalgata de Reyes, en un concierto cualquiera o en las fiestas de la vendimia, tenemos el convencimiento de que existen actitudes machistas que, de mirar hacia otro lado, pueden terminar en tragedias de este tipo.

En Diario de Los Jereles sólo somos personas que condenamos hasta la saciedad este tipo de actos, ya que no podemos evitarlos. Desde aquí, sólo nos queda animar a la participación activa y a hacer ruido frente a esta catástrofe que día a día aumenta de la mano del desalmado. Y es que a veces parece imposible detener esta lacra construida durante siglos. Por tanto, sólo nos sale decir: mal fin tengan los gachós que violan y matan mujeres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s