La época de torrijas ya es la enemiga número 1 de la ‘operación bikini’

Ha ganado la batalla y ya casi nadie llega fino al verano.

Se acerca la Semana Santa y, con ella, desde hace algunas semanas está activa la época de torrijas. Este alimento, caracterizado por las grandes cantidades de azúcar que contiene -además de la miel, la canela o el aceite, entre otros ingredientes-, es uno de los preferidos por miles de jerezanos en vísperas de la semana sagrada.

Por ello, la época de torrijas choca directamente con la ‘operación bikini’, que también comienza por esta fecha y a la que muchas mujeres -y hombres en los últimos tiempos- se aferran para lucir buen cuerpo en verano. Tanto es así, que se ha convertido definitivamente en el enemigo número 1 de la mencionada operación bikini.

«La Semana Santa debería ser después del verano -asegura Natalia Ruiz, cofrade, adicta a las torrijas y con muchas ganas de mostrar su cuerpo delgado en los meses estivales-. Es totalmente imposible para alguien como yo, que disfruta tanto de la Semana Santa y las torrijas, que pueda mantenerse en su línea en verano».

Por todo esto, colectivo de cofrades torrijeros de Jerez ha realizado una propuesta para que o el verano comience más tarde o, en su lugar, la época de torrijas se traslade al otoño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *