Capillitas transgresores se quejan de que la Semana Santa es todos años lo mismo

«Al final lo matan, resucita y hasta el año que viene. Está todo muy visto.»

Termina un año más la Semana Santa y vuelve a dejar a un gran sector de sus seguidores con un sabor agridulce. A pesar de que ha sido una preciosa semana llena de emociones para los capillitas -y de que la lluvia ha respetado a la mayoría de las procesiones-, los más jóvenes, modernos y transgresores no están contentos del todo.

El motivo, según el colectivo de capillitas transgresores de Jerez (CTJ), es que al final la Semana Santa es todos años lo mismo: «llega Jesús a Jerusalén en la borriquita, se va de cena, lo apalean y maltratan, muere en la cruz y resucita. Es todos los años lo mismo, está todo muy visto y el spoiler sobre la vida de Cristo es centenario. Nunca sorprende y va a terminar aburriendo al público», asegura Custodio Benítez, presidente de la mencionada asociación.

Por ello, piden que, al menos, Cristo muera de una forma ligeramente distinta, siempre respetando las escrituras, pero distinta. «Podían clavarle la lanza en el otro costado, resucitar al segundo día o pedir otra comida en la cena, yo qué sé -comenta Custodio-, pero estamos ya en 2019 y podían darle un poco de vidilla a la Semana Santa».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *