Los candidatos a la presidencia del Gobierno se pegarán en el botellódromo tras no ponerse de acuerdo en ningún debate

Han quedado el próximo viernes a las 23:00h.

El próximo domingo, 28 de abril, tendrán lugar las elecciones generales que podrían darle un vuelco al Gobierno de España. Como final de campaña, tanto TVE como Antena 3 organizaron, lunes y martes respectivamente, dos debates entre los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno.

A pesar de que el lunes en Televisión Española el encuentro transcurrió relativamente tranquilo, en el de ayer pudimos ver cómo los comicios están cada vez más cerca y, los candidatos, cada vez más nerviosos. Por ello, el ambiente estaba caldeado, el tono se subía cada vez más y pudimos ver interrupciones y casi insultos.

De esta forma, después de que tras dos debates no se haya llegado a ningún acuerdo cordial, los cuatro políticos han decidido quedar para pegarse en el botellódromo de Jerez, el próximo viernes, 26 de abril, a las 23:00h.

Aunque en un principio ninguno era defensor de la violencia, todos han acabado tan hasta los huevos de todos que creen que es la única solución. «A mí el Coletas no me vuelve a mirar así, ni me va a señalar más con el dedito, porque se lo corto», decía Pablo Casado tras el segundo debate. «El pergamino ese de los cojones se lo va a tragar Albertito», espetaba Pedro Sánchez. Pablo Iglesias, por su parte, hablaba de que le estaban mirando mal por su ropa, lo que le parece «una falta de respeto a los trabajadores de Alcampo». Albert Rivera, visiblemente alterado, aseguró que «si quieren vengan los tres contra mí, que los reviento».

Por ello, el próximo viernes veremos en Jerez una batalla sin precedentes entre las cuatro fuerzas políticas principales, en la que no valdrán armas de fuego, armas blancas, pellizcos, bocados ni, por supuesto, palpis en los ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *