El dragón del Camelot resultó ser una dragona

La mascota habla después de varios años para aclarar su sexualidad.

Algo ha llovido ya desde que Camelot Park Jerez, situado en la Plaza del Mamelón, cerrara sus puertas. Un lugar legendario y único para miles de niños que, cada año, celebraban su cumpleaños en estas míticas instalaciones en pleno centro de la ciudad.

Si naciste entre 1985 y 1996, aproximadamente, recordarás a la perfección las grandes tardes que pasaste celebrando tu cumpleaños o el de tus primos o amigos. Sin embargo, la empresa dejó de ser rentable en Jerez y terminó cerrando. Igualmente, si recuerdas Camelot Park, recordarás su mascota: un simpático dragón verde que se ganaba fácilmente la confianza de los niños.

Sin embargo, tras décadas de silencio, el ‘Dragón Camelot’ -como era conocido-, ha decidido hablar por primera vez y aclarar algo que nadie se imaginaba: es realmente una dragona.

Camelota -su verdadero nombre-, trabaja ahora en el parque situado en Mairena del Aljarafe (Sevilla), localidad en la que compartía su tiempo cuando el de Jerez seguía abierto.

«Es difícil ser un dragón y ser hembra. Ahora con Juego de Tronos y otras películas que han salido está más normalizado, pero en mi época suponía una locura. Por ello, decidí callarme siempre y fingir que era un hombre. Tomé la idea de Mulán, pero ya que estamos en 2019, creo que es buen momento para decirlo alto y claro: soy una dragona», concluía Camelota, visiblemente emocionada.

La mascota, por ello, ha sido reconocida por el colectivo feminista de Jerez, que la adoptará como símbolo en su lucha por la igualdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *