Un sevillano, desorientado al ver que puede entrar en cualquier caseta de la Feria de Jerez

¡¡¿¿Pero qué locura es esta??!!, exclamaba el hombre.

Ayer sábado daba comienzo oficialmente la Feria del Caballo 2019. Con el tradicional encendido del alumbrado por parte de la alcaldesa Mamen Sánchez, la mundialmente conocida festividad jerezana abría sus puertas a todo el mundo. Y cuando decimos a todo el mundo, es a todo el mundo.

Con la Feria de abril de Sevilla recién finalizada, son muchos los sevillanos que vienen ahora a disfrutar de la de Jerez. Y, a diferencia de lo acontecido en la feria sevillana, aquí cualquiera puede entrar en cualquier caseta -a no ser que vaya pasado de rosca o haya matado a alguien esa misma noche-.

Tal es así, que Rafael Romero, sevillano de cuna, perdió ayer el norte durante su estancia en la feria de Jerez. Llegó sobre la 1 del mediodía y, a partir de las 17:00h, se mostró con claras señales de desorientación. «¡¡¿¿Pero qué locura es esta??!!», exclamaba, aturdido. «He ido a entrar en una caseta y me han dejado. Luego, en otra, y me han dejado. He ido a una tercera, y más de lo mismo. ¡No me han puesto ni una pega! Me he tenido que volver, no he aguantado tanta hospitalidad», concluía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *