Un yonki va a la Feria del Caballo y sale terriblemente decepcionado

«Me han estafado, pero bien», declara.

En el día de ayer, Joaquín Ruiz, malagueño y drogodependiente, venía por primera vez en su vida a la Feria de Jerez. Denominada como Feria del Caballo, Joaquín tenía muchísima ilusión por visitarla a sus 34 años. Sin embargo, nada fue como él esperaba.

«Al llegar, vi a muchísima gente con buen aspecto y arreglada. Eso ya me chocó un poco, pero pensaba que el caballo estaría en otra zona, o algo. Luego, vi los caballos y la cosa empezó a olerme a chamusquina. ¿Donde está aquí el caballo? El caballo, el jaco, la heroína. ¿No es esto la Feria del Caballo?, le pregunté a varias personas que me miraron bastante mal. Definitivamente fui a un policía local que, lejos de mirarme mal, se rió y me llevó al calabozo», relata Joaquín.

«Me han estafado, pero bien. Al ser una feria dedicada al caballo, pensaba que tendrían droga de buenísima calidad, como la de los 80. Quería probarla, porque en esa época yo era un niño y no pude, pero menuda decepción me he llevado», concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *