Danza Invisible decepciona en el Alcazaba Rock al dejarse ver por todo el mundo

El grupo malagueño no fue invisible en ningún momento de la actuación.

En la noche de ayer, Jerez de la Frontera acogió el Alcazaba Rock-Pop. El festival volvía a la ciudad después de 37 años para hacer bailar a jóvenes y no tan jóvenes en la Alameda Vieja durante más de 5 horas de conciertos. La Tarambana, Danza Invisible, Medina Azahara y Fitoscopia fueron los grupos invitados a tocar en una magnífica noche veraniega.

Sin embargo, y a pesar del éxito del evento, hubo un grupo que dejó un sabor agridulce con su actuación: Danza Invisible. La banda malagueña, icono de la movida madrileña de los 80s, se dejó ver por todo el mundo durante las casi dos horas de concierto que ofrecieron.

«La puesta en escena, genial. La música, una maravilla. La fuerza y el carisma, como si tuvieran 20 años. Sin embargo… lo de llamarse ‘Danza Invisible’ y que en ningún momento se vuelvan invisibles, choca bastante. Creo que deberían pulir este aspecto para ser una banda de 10», declaraba una de las organizadoras del evento.

La banda se pronunció tras estas palabras asegurando que «mejorarán lo máximo posible para conseguir ser invisibles durante el resto de conciertos de su 35 aniversario».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *