Que sus hijos acaben fumando cachimba en un reservado, principal preocupación de las madres de hoy

Este miedo supera ya al de que se enganchen a las drogas duras.

Es una realidad que las cachimbas se han convertido en un producto de muchísimo éxito entre la juventud. Es difícil ver ya un local de copas que no oferte cachimbas de decenas de sabores y que permitan fumar dentro de las mismas instalaciones.

Desde hace tiempo, las redes sociales se llenan de jóvenes que aparecen en fotografías y vídeos fumando de estas ‘pipas de agua’ y echando el humo lentamente, aparentemente muy vacilones. Sin embargo, es algo que preocupa a las madres y no precisamente por la salud, sino por lo ridículos que se ven haciendo eso.

De esta forma, un estudio ha revelado que el hecho de que sus hijos terminen fumando cachimba en el reservado de cualquier discoteca es el principal miedo de las madres de hoy en día. Supera de esta forma a que tomen drogas duras como la cocaína o el éxtasis ya que, dicen, «al menos no se hacen fotitos y vídeos echando el humito de los cojones».

«Nada me dolería más que ver a mi hijo en un sofá de skay de una discoteca, con las piernas cruzadas y echando una inmensa nube de humo. Me decepcionaría como madre. Yo no lo he educado para eso y sería la deshonra de la familia. Podría medios inmediatamente para tratar de solucionarlo», comenta Maribel López, madre de un joven de 18 años del que sospecha que fuma cachimba en reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *