El adoquín de Albert Rivera era realmente de Plaza Esteve

Se lo llevó Inés Arrimadas de su última visita a Jerez.

En la noche de ayer, los cinco líderes de las principales fuerzas políticas españolas se veían las caras en un debate previo a las elecciones del próximo domingo. Así, Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Santiago Abascal se cruzaban para tratar de dejar claro por qué deben ser ellos los elegidos.

De esta forma, al inicio del debate, Albert Rivera sacó en cámara un adoquín de considerable tamaño, asegurando que se trataba «de un adoquín de su ciudad, de Barcelona». Con esto, quería hacer alusión a la violencia vivida estas semanas en la capital catalana entre independentistas y fuerzas del orden. No obstante, un análisis de ADN del adoquín demostró que no pertenecía a la ciudad condal.

Tras el mencionado análisis, se pudo demostrar que el trozo de suelo era realmente de Plaza Esteve, en Jerez de la Frontera, famosa por la irregularidad y el mal estado de su calzada. Al parecer, fue Inés Arrimadas quien cogió el adoquín la última vez que vino a Jerez y se lo dio a Albert Rivera para que dijera que era de Barcelona.

«Pues mira, pues sí, es un adoquín de Jerez. Con la de palos que están dando en Barcelona no iba a meterme a coger uno de allí y pensé que este valdría. Total, es algo simbólico. No seáis pejigueras», ha declarado Rivera a este medio, visiblemente avergonzado de haber sido descubierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *