El trauma de Pablo Motos con Andalucía: quiso recoger aceitunas en Jaén pero no llegaba a los olivos

El presentador de ‘El Hormiguero’ ha vuelto a dejar en evidencia que no lo supera.

Si por algo se caracteriza Pablo Motos, es por su baja estatura. El presentador de ‘El Hormiguero’ mide 1,64 y es, casi con total seguridad, el presentador más bajito de la historia de la televisión. Es por ello que cualquier invitado o invitada a su programa tiene siempre que inclinarse un poco para darle dos besos o la mano. Pero eso no es nada nuevo.

Lo nuevo es que las redes están echando humo por un comentario que hizo ayer a Roberto Leal, andaluz y nuevo presentador de ‘Pasapalabra’, que no ha hecho nada de gracia a los andaluces y andaluzas. No es la primera vez que Motos deja claro que no entiende o que no le gusta el acento de nuestra tierra, pero todo tiene una explicación.

Según un estudio realizado por detectives privados andaluces, este ‘odio’ o rechazo del pelirrojo presentador hacia las hablas del sur de España viene dado por un trauma que tiene desde muy joven. Al parecer, cuando tenía 18 años -antes de ser un conocido presentador de TV-, pretendió trabajar recogiendo aceitunas en Jaén. Sin embargo, tuvo que dejarlo porque no llegaba a los olivos y finalmente fue destinado a Huelva a la recogida de fresas. Desde entonces, Motos no ha tragado a los andaluces, que dejaron en claro por primera vez su baja estatura ante cientos de campesinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *